Pinterest

viernes, 25 de septiembre de 2020

Poncho rojo

Los días se acortan, las mañanas empiezan a ser más frescas, aunque luego, a mediodía, el sol puede apretar y podemos sentir calor de nuevo. Es el momento de vestirse "a capas". Nuestro famoso "entretiempo", ese que en el norte dura un mes aproximadamente, y nos atormenta, porque un día hace para ir en sandalias y al siguiente te tienes que poner botas.

En esa clase de clima he pensado para hacer este look tan ecléctico: Sarah lleva vestido en A sin mangas, adornado con un lacito de vichy en el canesú,

gorrito de lana rematado en un rabito (a modo de boina),

y botas impermeables con lunares y florecitas.

Que tienes calor: te quitas el poncho.

Que tienes frío: te abrigas un poco.

Siempre procuro ensayar distintos tipos de puntos cuando hago mis ponchos, porque como son trozos rectangulares sin aumentos ni disminuciones, es mucho más fácil seguir las instrucciones para los diseños.

Este diseño se llamaba "campanitas".

Esta vez, he doblado las rayas: la tela que tengo es larga y estrecha, y sólo tiene dos rayas rojas (podéis ver la tela original aquí). He unido la tela entre lo blanco y lo gris (no se nota, no??) y ahora tiene cuatro rayas rojas.

No será el único poncho de la temporada, es una prenda muy cómoda para esta época de entretiempo.

domingo, 20 de septiembre de 2020

Las manías de cada uno...

-Qué manía tiene la bibliotecaria con vestirnos siempre iguales!

Bueno, no exactamente iguales pero muy similares. A ver, que nosotras somos trillizas de verdad y no tenemos que "parecerlo". No como esas pavas de Olivia y Cherry que no se parecen nada pero siempre quieren ir vestidas iguales para pasar por gemelas. Ja!

Bueno, pues erre que erre, la bibliotecaria se ha inventado un vestido en rosa y amarillo en distintas proporciones, pensando que igual así no nos dábamos cuenta de que los tres vestidos eran igualitos.

Hale, Rosie lo lleva con el cuerpo amarillo más cortito.

India lleva el cuerpo hasta la cintura.


Y yo llevo el cuerpo en punto hasta las caderas.


Mira, es que me estoy enfadando, eh!!!

-Pero Brandy, guapa, no te vayas!

-Si es que esto ya cansa, si hasta llevamos los mismos lacitos!!!

-Tranquila, mujer,

que la bibliotecaria no lo hace con mala fe, son simplemente manías suyas.

martes, 15 de septiembre de 2020

La terrenal Estrella

Estrella es una chica de Ciencias, ya lo sabéis (ved sus asignaturas aquí),

A pesar de mis esfuerzos, ella no cree en hadas ni en cuentos.

Tiene una mente lógica y racional, creada para las Matemáticas y la Astrofísica.

Estrella es una Científica y por eso no cree en UNICORNIOS,

pero eso no significa que los unicornios no crean en ella!!!

Dicen que si miras a los ojos a un unicornio, desapareces. Qué pasa si él te mira a ti??
 

jueves, 10 de septiembre de 2020

La cuadratura del círculo

Cuando se dice que alguien está buscando "la cuadratura del círculo" quiere decir que está intentando algo imposible, que se está embarcando en una empresa vana, o que hace trabajos que no valen la pena, que carecen de sentido.
La expresión viene de la formulación de un problema geométrico planteado por Anaxágoras, 500 años antes de Cristo.
Pero no os penséis que habéis entrado en el blog de Chema por error.

Mis muñecas no intentan convertir círculos en cuadrados, ni falta que les hace. He aquí todos los círculos que han poblado nuestra Biblioteca (exceptuando pompones y botones).



















Espero que hayáis encontrado todos los looks redondos!

sábado, 5 de septiembre de 2020

Magia potagia

 ¡Señoras y señores, ante ustedes, la fabulosa, increíble, excepcional... la magnífica... TALLULAH!!!!


Ejecutando ante todos ustedes, un número nunca visto, un peligrosísimo y dificilísímo equilibrio de ovoides de colores con cúpula de conejo goloso!!!
Vean, comprueben ustedes que los ovoides son piezas separadas, y no tienen pegamento ni tornillos que los unan de ninguna manera. 

Sólo debido a la habilidad circense-silvestre de esta excepcional maga, podrán ver este equilibrio imposible.

Atención, señoras y señores, contengan la respiración, no muevan ni un músculo mientras Tallulah coloca los elementos

con la ayuda e indicaciones de Plumpy, nuestro conejito goloso, que no duda en salir al escenario comiéndose una galleta bañada en chocolate.

Tacháááááááánnn!!! Vean ahora el equilibrio perfecto...

con unos colores preciosos además...

-Vamos Plumpy, arriba, es tu turno. Alehop!

-Deja la galleta o acábatela ya!
-Está muy alto, yo ahí no me subo!!

Tatatachááááán!!!!!

Más difícil todavía...

-OOOOoooohhh, maravilla. Bravo Tallulah, has estado colosal!!! Te has ganado el primer premio en el concurso de Equilibristas Silvestres.
Tallulah recoge su premio con la gran ovación del público y se despide.

-Pero Tallulah, bájame de aquí, socorroooooo!

-Ooops, perdona Plumpy, el éxito me obnubiló.

Blogging tips