Pinterest

domingo, 9 de diciembre de 2018

¿Y dónde está el lobo?

Para los que no los sepáis, adoro las Caperucitas. Me encanta el personaje y me encanta su look.

Y de tal manera, que se han convertido en una de mis obsesiones (que no os lo creéis?? Podéis ver cómo tengo presente a dicho look aquí).

 En inglés se llama "Little Red Riding Hood", en francés "Petit Chaperon Rouge", en alemán "Rotkäppchen" y en italiano, "Cappucetto Rosso".

 En ningún idioma tiene un nombre tan bonito como en español.

Estrella se ha reencarnado hoy en una pequeña Caperucita moderna, sin cesta de fruta y con pantalones.

PS: el chaleco me lo hizo mi amiga Ilona, quien supongo que jamás imaginó que formaría parte de una obsesión...

lunes, 3 de diciembre de 2018

Nenuca clásica y cómo presentar el regalo para las niñas

En esta entrada os enseño una misma tela infantil utilizada en tres vestidos diferentes de Nenuca.

Es una tela que me encanta. Es rosita suave pero tiene toques de verde y de amarillo. Y además yo le añado un toque de rosa chicle.

En los dos primeros vestiditos puse una especie de parche acolchado, con un motivo destacable de la tela, cosido sobre un círculo de fieltro, y cosido todo ello al vestido. Es un detalle muy fácil de hacer, pero a mí me parece que destaca mucho.

En este tercer vestido, le añadí un bies de rayitas en rosa y blanco en varias zonas de la capota y del vestido.


Por último, os doy una idea para estos Reyes:
Si le hacéis algo de ropa a los bebés de vuestras niñas, podéis regalárselos dentro de un neceser muy chic, a juego de los colores, en vez de "escondido" dentro de un paquete de papel al uso. Si rellenáis los vestiditos/capotas/calcetines (prendas en general), con un poco de papel de seda, le darán más forma y quedarán más vistosos.

A mi hija, cuando era pequeña, le trajeron los Reyes Magos este neceser tan brilli-brilli lleno de ropita


y lo que más le gustó fue el neceser, porque estaba convencida de que era mágico. ;P
Y es que el "envoltorio" es muy importante!!!

martes, 27 de noviembre de 2018

Más vestidos de Sindy de Florido

Uno de los modelos de azafata que tenía Sindy era en azul, y el otro en verde.

A mí me tocó el azul y me gustaba más que el verde.

Éste se llamaba Azafata Jet y el otro Azafata Comet (no sé cuál de las dos volaba más alto...).



Como en muchísimas otras muñecas, el uniforme de Enfermera es todo un clásico.

Nunca me han gustado especialmente, pero no recuerdo si era yo quien elegía los modelitos o me los regalaban.

Por lo menos, he de decir que lo conservo bastante bien, con maletín y todo, aunque el vestido tiene bastantes manchas que ya me he encargado yo de disimular para las fotos.

Me encanta que pueda poner tantas posturas!!


Y por último, este traje es de mi invención a los 10 años, pero sigue de plena actualidad!!

Le robamos la chaqueta a algún Madelman de mi hermano (supongo), y de faldita, un trozo de tela plisada. Perfecta para un café con las amigas.
De paso, os enseño la peana con la que venía toda Sindy.

Quién tuvo esta muñeca en su infancia?? Que levante un dedo!

miércoles, 21 de noviembre de 2018

Se respira otoño

Lo habéis notado? Las mañanas son frescas y las tardes también. Dan ganas de abrigarse más, ponerse colores más oscuros y tejidos más otoñales.

El otro día Lucy Honeychurch pidió permiso bibliotecario para ir a una revisión oftalmológica (los que no sepáis cómo llegó Lucy a ver bien con ambos ojos podéis repasar este post).

Ella misma se puso este vestidito de príncipe de gales en marrón y beige, a juego con la bandolera,

y lo combinó con unas medias granates y una chaqueta larga en beige. El cinturón se lo puso de foulard; bueno, es otra opción, Lucy.

Las botas fueron un acierto para mí, me encanta cómo quedan con las medias y la faldita corta.

Y además el suelo está lleno de charcos aquí en el norte,  así que más vale prevenir!

PD: la revisión oftalmológica ha sido todo un éxito. Puede seguir haciendo vida silvestre.

jueves, 15 de noviembre de 2018

Las otras (Sindy de Florido)

Os presento a mi Sindy de la infancia. Yo quería una Core morena, ya lo he dicho un montón de veces. Me llegó ésta (más pequeña) y ahí empecé a cuestionarme la inteligencia de sus Majestades los Reyes Magos. Con el tiempo me he alegrado un montón de su confusión.

Este conjunto -Boreal- (edito gracias a la sabiduría de mi amiga Itzi. Es el modelo Volga como podréis comprobar en el siguiente enlace: catálogo del 75) no es exacto al del catálogo (que podéis releer aquí), éste no tiene capucha y en cambio, tiene cinturón. La cadenita del bolso la he tenido que hacer porque no la he encontrado. Debe de estar con el zapato izquierdo.

Conste que yo tenía el abriguito en perfecto estado, pero cuando he abierto la caja ahora para enseñároslo, he podido comprobar el "cansancio de los materiales". Está bastante ajado y desgastadillo.

El conjunto -Cielo- es básico y muy femenino. Consta de vestido y chaleco. Perfecto para la oficina.


Me encanta que Sindy sea articulada en brazos, rodillas y cabeza. Eso le permite posar en muchas posturas. Otra muñecas no pueden decir lo mismo!!!

Aquí Sindy lleva el conjunto Flor, pero le falta la blusa, que yo juro haber tenido hasta hace poco. Ni idea de dónde está.

Es un pichi la mar de favorecedor, verdad??

Qué haces Sindy? Vas a bautizar a alguien??

Mejor así...

Aún me quedan más conjuntitos para enseñaros. Vendréis a verlos??

viernes, 9 de noviembre de 2018

Lesly de Famosa invitada

Hemos tenido la suerte de tener una Lesly invitada a casa por unos días. Se trata de Raquel, la lesly de mi amiga Pepi.
Como se parece mucho a Piroutte en forma de ser, y en su cara y pelo, enseguida hicieron buenas migas y me pidieron que si las dejaba compartir habitación. Les dije que: claro! (Craso error!!).

No llevaban acostadas ni media hora, cuando decidieron que eso de dormir era un rollazo.

Raquel enseñó a Pirouette el "baile del cortijo granaíno"; no me preguntéis cómo es.

-Quierres tú que yo enzeñarrr tú uno baile de mi tierrrra que practicarr más???


Piroutte trató de enseñar a Raquel un paso de su tierra natal a la manera silvestre.

Inevitablemente, llegó la guerra de almohadas.

Y las carcajadas...

Alertada por el jolgorio, aparecí en su habitación, y así me las encontré:

Me intentaron convencer de que estaban haciendo meditación. JA!
Las mandé a la cama de nuevo.

Y por fin reinó la paz sobre las doce...

Angelitos!

Blogging tips