Pinterest

domingo, 4 de julio de 2010

Las habichuelas mágicas

Juanito vivía con su madre en una cabaña del bosque. Un día la madre decidió mandar a Juanito a la ciudad, para vender la única vaca que tenían.

Por el camino se encontró con un hombre que llevaba un saquito de habichuelas. "Son mágicas -explicó aquel hombre-. Si quieres, te las cambio por la vaca". Así lo hizo Juanito, y volvió muy contento a su casa. Su madre, disgustada por la necedad del muchacho, cogió las habichuelas y las tiró por la ventana.

Cuando se levantó Juanito al día siguiente, fue grande su sorpresa al ver que las habichuelas habían crecido tanto, que las ramas se perdían de vista. Juanito se puso a trepar por la planta,

trepó y trepó, y alguna ocasión tuvo de pincharse con el acebo de su jardín, pero siguió trepando y

tanto trepó, que llegó a un país en las nubes.

En aquel país había un castillo de un malvado gigante que tenía una gallina que ponía un huevo de oro cada vez que él se lo mandaba. El niño esperó a que el gigante se durmiera, y tomando la gallina, escapó con ella.......

(La gallina me pidió derechos de imagen y ahora mismo no tengo suficiente cash, por tanto, no hay imagen de la gallina)

12 comentarios:

Candela dijo...

XDDDDDDDDDDDDDDDD

cloti dijo...

Ya me estaba empezando a preocupar que sabía que tenías fotucas hechas. Nunca defraudas, joía.
Bssssss
cloti

Rosana dijo...

Candela: ;);););););) 8)

Cloti: ya hablas como los cántabros!!! Que ya sabes decir fotucas!!!!
Gracias, guapa, tú que eres mi amiga.... y así es fácil!
Les he hecho un montón de "reportajes" distintos a los barris, porque como no estoy cosiendo nada para nancy, no tengo nada nuevo, pero tendré que tirar de archivo....!
Kisses, lovelies!

Princesa Nadie dijo...

A mis niños del cole les encanta ese cuento ,se lo conté una vez y desde entonces siempre querian que les contara el mismo ,tanto que me busque un CD y se quedaban como hipnotizados escuchándolo...
Tu puesta en escena ha sido como siempre genial,lástima que la gallina no haya querido salir...¡ella se lo pierde!
Un beso

Wendy dijo...

Que bien que nos hayas recordado este precioso cuento pero lo has ilustrado con tu barri que va trapando y trepando por la hiedra. ¿LLeva una capuchita roja?
Te ha quedado ideal
Besos

Julieta dijo...

Hola querida Rosana,
Vaya con la gallina tan interesada, que no ha escuchado hablar del marketing de imagen? Si gracias a tus hermosa fotografías sería mucho más conocida y famosa e incluso la contratarían para otras producciones hollywoodenses o de Bollywood! En un "musical" y todo! Pero nada, ella se lo pierde!
Tú, como siempre, me haces reír y pasar un rato fabuloso!
Felicidades a Juanito, que tiene un espíritu aventurero que ni en el National Geographic Channel o en el Discovery Channel juntos! Jajajaja!
Precioso remake de un clásico, felicidades!
Besitos y sique deleitándonos con las imágenes archivadas, que todo lo que muestras es sensacional!

bebybo dijo...

ja,ja me encantan tus cuentos, y el acebo, es la ilusion de mi vida tenerlo en el jardin,
besos

Pepi dijo...

jajaja, menuda gallina presumida y tonta! no sabe ella lo que se pierde, coincido con Julieta, ella misma se ha cerrado las puertas al estrellato. Bueno y Juanito fenomenal...que mono sale en las fotos, habra segunda parte con el pais de las nubes? debe ser bonito y desconocido...tus fotos siempre magnificas, da igual en interior que en exterior. Besos de la desaparecida

Malisha dijo...

Pues que gallina tan extraña! si yo hubiera sido la gallina, hubiera hasta pagado por tener mis 5 minutos de fama en tu blog!(asi decimos cuando alguien sale en la tele o en articulos importantes por casualidad), no me agrado esa gallina! Apenas se vuelven famosos y empiezan a huir de los paparazzis! Ojala juanito no sea asi, aunque se ve que es lindo! Un beso de mi parte jaja!
Gracias por hacerme reir una vez mas!!
Y de tu post pasado, en este momento estoy haciendo lo del mosaico!

Rosana dijo...

Princesa, para ser un cuento de los de toda la vida, no es muy oído verdad?? Me alegra que tú lo divulgues y que a tus niños les encante. Yo también creo que es un cuento especial, con eso de que Juanito sube a un mundo distinto desde la ventana de su casa, entra en un castillo de un gigante, le roba la gallina de los huevos de oro y vuelve a bajar y tala la planta. EN un día!! Es genial!
Sí Wendy, me encanta ponerles la capuchita roja a mis barris. Para que la veas más de cerca, mira este enlace: http://labibliotecasilvestre.blogspot.com/2009/05/el-te-de-las-cinco.html Es la que lleva la niña.

Sí Julieta, la gallina era una diva. Se lo tenía muy creído por poner huevos de oro!!! En fin, peor para ella. Pero os pregunto: habéis visto las fotos de la vaca y el castillo en las nubes?? Si pincháis en el enlace, lo veis. La vaca era muchísimo más razonable!
Remake de un clásico, me ha gustado la descripción!! ja, ja, ja,
Beby, qué bien que disfrutes con mis mini cuentos, yo también lo paso bomba ideándolos. La puesta en escena suele ser un poco deprisa y corriendo, pero de momento, como no os quejáis....

Pepi, cariño!! desaparecida pero presente... si se me ocurre la manera de dejar a Juanito suspendido de una nube con una gallina en el brazo y saliendo de un castillo, no dudes que lo haré!
Hasta entonces, no te pierdas las próximas apariciones estelares de mis barriguitas!!

Malisha, también aquí empleamos esa frase. Sï, la gallina, ya te digo, una insoportable engreída. No, Juanito es buen chaval, no se le ha subido la fama ni el dinero (en huevos de oro) a la cabeza!!

Besos!

La Txatxa! dijo...

Como siempre, he quedado encantadísima con esta representación "barriguil" tuya... Siempre logras montar unas escenas preciosísimas y con mucho ingenio!

Rosana dijo...

Mª Luisa, me alegro de tu vuelta, estate atenta, que el próximo post tiene el armario de los barris como protagonista. Va por ti!
Besos

Blogging tips