Pinterest

Mostrando entradas con la etiqueta cuentos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cuentos. Mostrar todas las entradas

sábado, 24 de marzo de 2018

La princesa y el guisante

Seguro que ya habéis imaginado qué tipo de prueba le iba a hacer a Sol, nuestra Princesa por sorpresa, para averiguar si en verdad era una Princesa, como ella afirmaba (y todos los indicios lo confirmaban).
Exactamente, la prueba que a todos los que seáis Príncipes o Princesas, y hayáis llegado a una casa o biblioteca extraña os habrán hecho: la prueba del guisante bajo los diez colchones.

Estuve charlando un ratito con Sol, para ir conociéndola, para ver qué me contaba, escuchar su acento, fijarme en sus expresiones, conocer su historia. Le preparé esa enorme cama con diez colchones y un diminuto guisante bajo ellos y la convencí de que al estar tan cansada, necesitaba al menos diez colchones para dormir a gusto.
Las demás niñas le dejaron un camisón (de su talla, curiosamente) y yo le ayudé a subirse sin escaleras a los diez colchones.

La arropé, le di las buenas noches, le deseé felices sueños, eché un vistazo al guisante y salí del dormitorio.

Sol, vuelta para acá, vuelta para allá.

A pesar de estar agotada, no pudo pegar ojo en toda la noche.
Eso es lo que nos dijo a la mañana siguiente. Que no sabía por qué, pero que notaba como algo duro bajo el omóplato derecho y que le fue imposible dormir.

Comprobado: tenemos una Princesa de Famosalandia en la Biblioteca.

Dice también que estuvo un rato esperando el desayuno en la cama, pero que cuando vio que pasaba el tiempo y nadie llegaba con la bandeja, decidió bajar al comedor. Pregunta que si no le vamos a llevar nunca el desayuno a la cama...
Lo llevas claro, guapa.

jueves, 19 de octubre de 2017

La flautista de Hamelin

Hace muchos, muchos años, una flautista loca por la moda y los complementos llegó hasta el pequeño pueblo de Hamelin.
Llevaba el conjunto más estrafalario que hayáis visto jamás. Tampoco los habitantes de Hamelin habían visto nunca semejante combinación, así que la pequeña Laurita fue tras ella para apreciar los detalles.
Después, pasaron por la casa de Diego y éste se puso a seguirlas. Cuando Amelia vio a la flautista, casi se cae del susto. Por eso decidió avisarle del desaguisado de su indumentaria.
Y es que la flautista combinaba colores y estilismos de lo más variopinto: una pluma roja y otra morada adornaban (seguro?) un gorrito verde. Una camisola con estampado de sofá mostaza se ceñía a la cintura con un cinturón negro de polipiel.
Unos piratas amarillo pollo tapaban a medias unas botas negras de cordones, y sobre todo ello, llevaba una túnica fucsia con ribete de piel. Para rematar, cargaba un saco verde a modo de mochila!!! Guapa era un rato, pero qué pena de look!!
Tras Amelia llegó Dotty, y luego Currín, y la rubita Elsie, y hasta Marina, -que estaba con un dolor de muelas de aúpa-, se puso a la fila que ya había formada tras la flautista.
Tras varios cuchicheos y opiniones (todas coincidentes en lo desafortunado de la elección del conjunto), decidieron que Laurita tenía que hablar con la flautista y ofrecerse a acompañarla a la boutique de Mrs. Poppins.
 Entonces pasó algo maravilloso: la flautista se llevó la igualmente colorida flauta a la boca,
 y se puso a tocar la melodía más dulce y mágica que jamás habían oído aquellos niños.
Andaba y tocaba, y los niños, completamente hechizados, se olvidaron por completo de su aspecto y su música les transportó a un mundo fantástico.
A la flautista nunca le falla el truco: sus ropas extraordinarias siempre le consiguen público!!

jueves, 7 de noviembre de 2013

La bella durmiente

Ay madre mía, cuánto he dormido????
A ver, si es lo que tiene tejer con una rueca tan antigua: me pinché con la aguja que estaba entera roñosa, me tuvieron que llevar al Hospital del Bosque Silvestre (al lado de la Biblioteca, torciendo a la derecha),

y allí me pasé los primeros días, entre algodones.

Y luego de vuelta a casa, le había cogido tanto gustito a eso de estar en la cama todo el día, que me mandé bordar unas sábanas con los colores de mi estandarte, pero con más estrellitas y lazos, claro.

Y casi me convierto en una seta de tanto dormir.
 Pero os diré que el tratamiento me ha venido divinamente y estoy más bella durmiente despierta que nunca!!

¿A vosotros no os ha pasado nunca eso de que se "os peguen las sábanas"????

jueves, 6 de septiembre de 2012

Ricitos de oro

-"Oooohhhh! qué casita tan adorable!!! Es justo mi estilo!", dijo Ricitos de oro.

-"Miraré si hay alguien en casa".

-"Pero cuántas cosas ricas, y todo tan ordenadito......"

-"Si hasta hacen los huevos fritos con forma de corazón!!!!"

-"Y mira estas braguitas de estrellas!!!"

-"Probaré esta cama tan blandita, a ver qué tal se está".

-"Oigo ruidos, será mejor que me levante ya!"

-"Anda, si son los Martínez de Aldabilla!"

-"Buenos días, Sr. y Sra. Martínez de Aldabilla!! ¿Esta preciosa casa es suya?"

-"Correcto, y tú eres Ricitos de Oro o su hermana gemela??"
-"te gustaría visitarla?"
-"te apetece tomar un batido de zarzaparrilla con nosotros??"
-"has venido tú sola andando por este bosque??
-"te has topado acaso con nuestro vecino, el Sr. Bermúdez de Aranda de los Bermúdez de Aranda de toda la vida??"
-"eres tú la que despide ese olor a arándanos??"
-"te haces una foto con nosotros para la posteridad?"

-"Os importa que la publique en La biblioteca silvestre???"

martes, 24 de julio de 2012

El pato de oro

¿Conocéis el cuento del pato de oro????
Era un cuento que me hacía mucha gracia de pequeña y llevaba un tiempo queriendo "escenificarlo".

En una ocasión, un enanito con poderes mágicos, le regaló a un pobre leñador un pato de oro por haber compartido su comida con él.
Al entrar en la ciudad con el pato de oro, una chica se le acercó curiosa, y al tocarlo se quedó pegada.
"Ay, ay, que no me puedo despegar de tu pato!", empezó a gritar la muchacha.
Al oir los gritos, otras muchachas se acercaron y también curiosas quisieron tocarlo,
y se quedaban pegadas las unas a las otras sin poder evitarlo.

Cuanto más tiraban, más quedaban pegadas.
"¡Buena hilera de curiosas!", se burlaba el joven leñador, mientras las jóvenes se quedaban unidas unas a otras como cuentas de rosario.

Y sucedió que la princesa del lugar, que estaba enferma de tristeza desde hacía mucho tiempo, vio esta cómica procesión, y al verla se empezó a reir, primero tímidamente y por fin a carcajadas,

con lo que se curaron todos sus males y sus penas.

En el cuento, el rey concede al leñador la mano de su hija por haberla curado,
pero ni yo soy leñadora, ni vosotros reyes.......

si os he hecho reir, con un comentario me basta!!!!

lunes, 2 de julio de 2012

La ratita presumida

Erase una vez una ratita que hacía las faenas de su casa cantando.......
"Limpio mi casita, tralaralarita,

limpio mi casita, tralaralarita".

Estaba barriendo su acera cuando vio algo brillante en el suelo: era una reluciente monedita de oro!!!!

"¿¿¿¿Qué me compraré con ella???", dijo loca de contenta la ratita.

"¿Unos caramelos de anís??, ¿unas horquillas para el pelo??, ¿un lacito rojo para mi cola como todas mis predecesoras???"


¡¡Yo lo que quiero es instalar uno de esos divertidos laberintos para hamsters en el jardín!!
Mañana empiezan las rebajas, ¡yo creo que me alcance!!!


PD: La casita es una réplica de las que podéis ver en el precioso blog de retro mama (click).

miércoles, 13 de junio de 2012

Caperucita roja (versión silvestre)

Abuelita, abuelita, qué ojos tan grandes tienes!!!!
Abuelita, abuelita, qué nariz tan grande tienes!

Abuelita, abuelita, qué boca tan grande tienes!!!

Pero, un momento: tú eres un oso polar, qué has hecho con el lobo????

miércoles, 11 de mayo de 2011

Las haditas buenas


Las tres hadas madrinas de la Bella Durmiente asistieron -obviamente, que para eso eran sus madrinas- al bautizo de Aurora. Y le concedieron tres dones: Flora, la belleza, Fauna, una melodiosa voz y Primavera, el poder convertir la muerte que le auguró Maléfica en un sueño reparador.
Sin duda, Primavera sabía lo que hacía!!!


Hete aquí las tres, dedicándose a lo suyo antes de que fueran elegidas Hadas Madrinas.


Flora



Fauna



Primavera




sábado, 10 de julio de 2010

Cumbres soleadas

No te parece Heathcliff, amor mío, que se está mucho mejor aquí que en los fríos páramos de Yorkshire??

Ya te digo, Cathy, ya te digo.....

Blogging tips