viernes, 25 de enero de 2013

Y llegaron los cuatro años.

He visto en la blogosfera a algunos compis de afición celebrando cumpleaños.
Yo hoy hago cuatro!!!!

Increíble me parece.

Cuatro años es como un mandato electoral, no???

Cuatro años duró la 1ª guerra mundial.

A los cuatro años Marie Curie, ya leía perfectamente.

Jodie Foster ya actuaba en series de televisión a los cuatro años....

y Mozart tocaba maravillosamente el clavicordio y componía pequeñas piezas.

Cuatro años hay entre un año bisiesto y otro, es decir que tienen que pasar cuatro años para que la Tierra recupere su equilibrio "solar".

Cada cuatro años hay olimpiadas.

Bueno, no sé qué más deciros para convenceros de la importancia que tienen los CUATRO AÑOS.

¡¡¡¡CUATRO AÑOS DE BLOG!!!!
¿¿No merezco ya una entrada pequeñita en wikipedia????

domingo, 13 de enero de 2013

Ascendencia rusa

Me enteré de mi ascendencia rusa cuando fui a casa de mi abuela a pasar 15 días.
Mis padres habían decidido reformar la cocina y los baños y necesitaban mandarme fuera.

Mi abuela Sofía me contó una tarde merendando té con prianiki, que su padre había sido taxista en París, lo único que sabía hacer para ganarse la vida tras el exilio (los aristócratas rusos nunca habían trabajado antes, y lo único útil que sabían hacer era conducir).

Me habló de su infancia en Pushkin, una ciudad vecina a San Petersburgo, ¡¡la primera ciudad con luz eléctrica del mundo!!

Me habló de sus palacios: el palacio de Alejandro, residencia del Zar Nicolás II y su familia, donde vivieron casi hasta su muerte..... 
del palacio de Catalina, con su famosa Cámara de Ámbar, robada durante la guerra y restaurada en 2003.

Me habló del folklore ruso, los típicos bailes cosacos, que se celebraban durante los veranos cerca de su casa, y de cómo a ella le encantaba vestir el traje tradicional, lleno de colores y de adornos.

"Te lo quieres probar, Irina?? Aún lo tengo guardado aquí" - me dijo la abuela.

Palabras mágicas que viven ya conmigo y que saboreo cada vez que me pongo su traje típico ruso,
nuestro traje típico ruso.

Palabras con olor a prianiki con miel y canela, con olor a la abuela Sofía.

miércoles, 2 de enero de 2013

La magia de Audrey Hepburn

Y digo magia porque conseguía en cada look, parecer un hada, un ángel.
Audrey Hepburn también fue imitada en su época, y aún hoy se copia su estilo clásico, sencillo, casi minimalista. Nada ostentoso en joyas ni maquillaje, su estilo se basaba en una elegante sencillez.
Le encantaban los vestidos de corte recto y en colores lisos, los trajes de chaqueta de pantalón o falda, las faldas con vuelo combinadas con camisas lisas o jerseys de cuello cisne, los pantalones capri, los pichis, las gabardinas, pañuelos en la cabeza, etc. Todo ello le brindaba ese toque "ladylike".
Su diseñador favorito fue Givenchy, con el que tuvo una relación profesional y de amistad durante muchos años, pero también lució Courrèges, Paco Rabanne y Oscar de la Renta.

El vestido cuyo patrón os dejo hoy va más en esa línea de los vestidos en A de Courrèges, que Audrey lució en dos películas y fuera de la pantalla.
Para sacar el patrón, insertad la imagen en un A4 sin márgenes.

Blogging tips