martes, 24 de julio de 2012

El pato de oro

¿Conocéis el cuento del pato de oro????
Era un cuento que me hacía mucha gracia de pequeña y llevaba un tiempo queriendo "escenificarlo".

En una ocasión, un enanito con poderes mágicos, le regaló a un pobre leñador un pato de oro por haber compartido su comida con él.
Al entrar en la ciudad con el pato de oro, una chica se le acercó curiosa, y al tocarlo se quedó pegada.
"Ay, ay, que no me puedo despegar de tu pato!", empezó a gritar la muchacha.
Al oir los gritos, otras muchachas se acercaron y también curiosas quisieron tocarlo,
y se quedaban pegadas las unas a las otras sin poder evitarlo.

Cuanto más tiraban, más quedaban pegadas.
"¡Buena hilera de curiosas!", se burlaba el joven leñador, mientras las jóvenes se quedaban unidas unas a otras como cuentas de rosario.

Y sucedió que la princesa del lugar, que estaba enferma de tristeza desde hacía mucho tiempo, vio esta cómica procesión, y al verla se empezó a reir, primero tímidamente y por fin a carcajadas,

con lo que se curaron todos sus males y sus penas.

En el cuento, el rey concede al leñador la mano de su hija por haberla curado,
pero ni yo soy leñadora, ni vosotros reyes.......

si os he hecho reir, con un comentario me basta!!!!

viernes, 13 de julio de 2012

Orient Express

Los vestidos tipo kimono han estado influenciando la moda occidental desde principios del siglo XX, cuando los diseñadores admiraron sus líneas rectas y sus estampados coloristas y atrevidos.  Paul Poiret liberó a las encorsetadas mujeres de su generación gracias a sus diseños de aire oriental, con el famosísimo abrigo kimono al frente.
Charles Worth, Jeanne Lanvin y Coco Chanel usaron elementos del kimono en sus diseños, trayendo un cambio liberador en la moda, gracias a su formas amplias y su elegancia simple.

El look exótico del kimono ha pervivido a través de los años. Desde que Dior lanzara su colección de primavera de 2007 llamada Madame Butterfly,

otros le han seguido, como Chanel y su colección Shanghai de 2010,

o Louis Vuitton y su colección de primavera 2011.

Una amiga que siempre me trata estupendamente, me ha dejado su nancy oriental de la infancia, tan bien cuidada que aún funciona su mecanismo musical y es taaaaaaaaaaaaaaaaan guapa que todo le sienta bien.

Venía con su traje típico blanco con pantalón, original de Famosa, pero yo le he querido hacer este kimono con su obi, sus geta y su adorno kanzashi del pelo.

La he lavado el pelo y ahora está mucho más sedoso y suave y sé que le ha encantado conocer a mis nancys, pero ....... se tiene que volver a su casa, snifff,

pese a ello, estoy encantada de haberla disfrutado unas semanas.
Gracias Silvia por dejarme jugar con ella!!!!!

martes, 10 de julio de 2012

Memorias de una geisha

El kimono es la prenda tradicional japonesa. En ese idioma, kimono sólo significaba "ropa", pero ahora su uso se ha internacionalizado y todo el mundo distingue un kimono de cualquier otra prenda occidental. Tiene forma de "T" y suele ser largo hasta los pies, aunque dejando ver éstos.
En el kimono, la solapa izquierda siempre se lleva sobre la derecha, no como mi nancy, que se lo ha puesto al revés ;(
Aunque antiguamente las telas que se usaban eran más rústicas, con la llegada de las influencias chinas y coreanas a Japón, se empezó a utilizar la seda, con lo que los kimonos adquirieron esa sensación de "peso líquido" que los caracteriza.
Hay muchos tipos de kimonos, usados en función del status social, el estado civil, la época del año, el lugar al que vayas, o la ceremonia a la que asistas.
El estampado del kimono puede determinar en qué época del año deberías usarlo. Por ejemplo, con mariposas o flores de cerezo sería perfecto para la primavera; los diseños acuáticos son comunes en el verano; las rojizas hojas de arce son muy típicas del otoño mientras que en invierno es muy popular llevar dibujos de pinos, tallos de bambú o flores de ciruelo.
Aiko lleva un kimono con un estampado de peces y fondos marinos, así que esta vez sí ha acertado para lucirlo en verano, y es de colores alegres y vivos, así que se trata de un "furisode", un kimono típico de las "maikos" solteras.

El kimono es una prenda envolvente, que se ciñe al cuerpo con un cinturón llamado "obi", de colores en contraste con el estampado del kimono, y cuya forma de atarlo también nos aporta datos del estado civil de la portadora.
El "obishime" es un cinturón más fino que ata el "obi" y al que se le da un nudo en el centro como decoración.


Otro complemento del kimono son los "tabi", calcetines con los dedos divididos en dos partes para calzar las "geta", sandalias con suela de madera y dos bases, y dos tiras negras que dividen los "tabi" entre el pulgar y el resto de los dedos. (Tampoco Aiko ha conseguido los originales tabi y geta, se ha conformado con un sucedáneo....)

El kimono de Aiko está forrado con una tela de algodón para permitirle ir calentita sin nada debajo.
 Detalle de las geta hechas con corcho de vino de La Rioja!!!!


Esta vez he empezado por los detalles, en el próximo post podréis ver a Aiko en todo su esplendor!!

lunes, 2 de julio de 2012

La ratita presumida

Erase una vez una ratita que hacía las faenas de su casa cantando.......
"Limpio mi casita, tralaralarita,

limpio mi casita, tralaralarita".

Estaba barriendo su acera cuando vio algo brillante en el suelo: era una reluciente monedita de oro!!!!

"¿¿¿¿Qué me compraré con ella???", dijo loca de contenta la ratita.

"¿Unos caramelos de anís??, ¿unas horquillas para el pelo??, ¿un lacito rojo para mi cola como todas mis predecesoras???"


¡¡Yo lo que quiero es instalar uno de esos divertidos laberintos para hamsters en el jardín!!
Mañana empiezan las rebajas, ¡yo creo que me alcance!!!


PD: La casita es una réplica de las que podéis ver en el precioso blog de retro mama (click).
Blogging tips